Category Archives: Privacidad

Reconocimiento de expresiones faciales

Reconocimiento de expresiones faciales

Reconocimiento de expresiones faciales

Reconocimiento de expresiones faciales

Apple acaba de comprar una compañía de tecnología dedicada al reconocimiento de expresiones faciales llamada Emotient. Tengo que reconocer que este tipo de cosas me da un poco de escalofríos, o miedo, o no se. No hablo de la adquisición en sí, (que de todas formas debería darnos miedo por el tremendo poder que poseen las grandes empresas y por como se van comprando unas a otras), sino del reconocimiento de expresiones faciales humanas. Porque sin dudas pone de manifiesto que no hay límite en cuanto a la privacidad o respeto por nosotros mismos. Todas nuestras acciones en el mundo digital (con o sin nuestro consentimiento) alimentan grandes sistemas de minería de datos que son utilizados para diversas cosas. Frente a esto tenemos actualmente la posibilidad de no participar, de no dejar huella, simplemente no utilizando los servicios digitales, buscando alternativas de anonimidad o algo por el estilo. Pero en cuanto a la lectura de cara se refiere, no tenemos como controlarlo. Nadie nos pregunta si le dejamos un sistema computacional leer y procesar nuestras expresiones. Pero de alguna forma nuestras expresiones son públicas, ya que no andamos con la cara tapada, de alguna manera son leíbles y procesables.
Al principio puede resultar muy divertido, pero si comenzamos a sumar las tecnologías relacionadas, el panorama puede resultar aterrador. Sumemos. Reconocimiento de rostro + cámaras en casi todos los dispositivos + cámaras en las calles.
Posibles usos:
Venta de publicidad relacionada con el estado de ánimo de las personas.
¿Esta triste? le vendo anti depresivos, ¿está contento? aprovechará para tomar alguna decisión tonta, le vendo algo que no necesita.
Experimento con sus expresiones y veo que ocurre.
Simplificado: ¿Está triste? le muestro algo y lo pongo contento, o el inverso: ¿está contento? le muestro algo que lo pone triste. Utilizando esto de forma masiva puedo descubrir conocimiento relacionado a que elementos ponen tristes o contentas a las personas. No es que esté mal estar triste o estar contento… lo que creo que está mal a mi entender es que experimenten con nuestros sentimientos y que seamos los elementos de pruebas, los conejillos de india.
Imaginen poner una cámara en un cine y captar la expresión de todos los asistentes. El potencial de lo que se podrá lograr con los datos generados es tremendo.
Ahora, Apple posee esta tecnología. El sistema operativo de Apple es cerrado, por lo que no tengo manera de controlar lo que realmente hace. ¿Y si se activa la cámara de sus teléfonos o sus computadoras portátiles sin que me de cuenta y mi estado de ánimo/rostro es monitoreado? ¿Y si utilizan esa vulnerabilidad mía (de mi ánimo) para aprovecharse de mi porque tengo de alguna manera las defensas bajas? ¿Y si con todo ese procesamiento de datos descubren nuevas formas de manipular la mente humana?
Tal vez sea un poco apocalíptico mi pensamiento, tal vez ya esté ocurriendo parte de esto desde hace tiempo y no nos dimos cuenta. No lo sabemos.
De alguna manera está relacionado con esto que escribí hace un tiempo sobre el Google Glass.
Y vuelvo a citar al dibujo animado Mighty Man and Yukk.

Yukk and the mighty man

Yukk and the mighty man

El caso Volskwagen y la importancia del software libre

El renombrado caso Volkswagen que salió a la luz hace un par de semanas es un gran ejemplo para comprender mejor los beneficios del software libre.

Creo que en el mundo en que vivimos es muy importante entender el poder que puede llegar a tener el software, y con software no libre, este poder puede ser invisible a nuestros ojos y actuar en contra nuestro, o a favor de su fabricante sin que nos enteremos.

Esto ya no es cosa de informáticos linuxeros… esto es algo que todas las personas debemos tomar conciencia. Todos estamos expuestos, todos somos usuarios. Más allá de actuar o dejar de actuar, creo que un primer paso y muy importante es entender el potencial que posee el software que utilizamos, y más ahora que vamos a tener software dentro de todos los dispositivos con la nueva onda llamada “La internet de las cosas”.

Abrir los ojos

Aunque sea entender que el comportamiento de lo que ocurre con el software no libre no lo sabemos. No sabemos que pasa debajo del capot del software. Es como cuando el mecánico da un diagnóstico del auto, si uno no tiene los conocimientos, tenemos que confiar ciegamente en el mecánico. Ahora sepan, que al utilizar software no libre están confiando a ciegas en empresas multinacionales de la talla de Apple, Microsoft, Samsung, etc… Si una empresa como Volkswagen hizo esta barbaridad, ¿qué se imaginan que podría estar haciendo el resto?

Y esta es sólo una de las aristas, o lados. Hay más.

Hay cuatro libertades del software.

Para más información puede leer el website de los locos de The Free Software Foundation, que más allá de ser muy extremistas, ayudan a tomar conciencia, que es un primer gran paso.

https://www.fsf.org/

Abran los ojos, sean conscientes de lo que puede ocurrir.

Y claramente sepan que si los autos utilizaran software libre, esto nunca hubiese podido ocurrir.

Google sabe donde estuviste

Big Brother Google

Supongo que ya sabrán que Google conoce todo de nosotros. Nuestra edad, nuestros intereses, todo lo que buscamos, todo lo que almacenamos en favoritos; con cada clic, con cada búsqueda, con cada upload le dejamos nuestra huella digital (en ambos sentidos de la palabra). Google lo sabe todo, y ahora además, con su sistema operativo Android, presente en más del 80%(*) de los teléfonos de todo el mundo tiene un ojo más: la geolocalización.

Nuestros smartphones que poseen el sistema operativo Android (Samsung, Google Nexus, LG, HTC, Huawei, etc…) graban por defecto el historial de todas nuestras ubicaciones. Para probarlo sólo basta con ingresar a esta URL:

https://maps.google.com/locationhistory/b/0

Si están logueados a Google, allí podrán ver donde han estado en los últimos tiempos. Por supuesto que esta opción se puede apagar, pero si por defecto viene encendida, es altamente probable que el usuario no sepa ni que existe.

Si bien este tipo de características puede servir para investigar un crimen o controlar a nuestros hijos, de alguna manera viola la libertad del usuario, viola nuestro derecho a la privacidad y es cómplice de la vigilancia que ejercen los gobiernos hacia sus ciudadanos. Esto a mucha gente le puede parecer exagerado, o le puede gustar mucho la vigilancia, pero hay que tener especial cuidado cuando se acaban ciertas libertades, ¿quién vigila a quién te vigila? ¿dónde ponemos el límite? ¿la seguridad lo justifica todo?

El mundo está cambiando, el anonimato ya no existe, y esto es sólo una pequeña prueba más de ello.

(*) Fuente: http://www.idc.com/prodserv/smartphone-os-market-share.jsp

Google sabe donde estuviste

Google sabe donde estuviste